Buscar
  • ingravittosevilla

Ventanas arcoiris para la SEXPE

El CEO de Ingravitto, Raúl Tinoco, es el autor del edificio de Sexpe de la Avenida de la Hispanidad de Cáceres. Una propuesta de colorido a punto de ser inaugurada.


Las ventanas futuristas con hendiduras tipo buzón tiñen de colores vivarachos (verdes, morados, azules y anaranjados) el interior del edificio y adornan una fachada que no deja indiferente a cualquiera que pase por delante. Una estructura marrón tierra emana del suelo como si fuera una planta. Hay algo que rezuma alegría, un toque orgánico y de arcoiris que parte metamórficamente en dos la Avenida de la Hispanidad. "Tratábamos de crear algo que fuera alegre para un sitio al que la gente va con una situación que no es agradable, como es la de buscar empleo". Raúl Tinoco es el responsable del diseño de este edificio singular, un granito de arena más a la hora de crear belleza en entornos cotidianos y utilizarlos, e ir "más allá" a la hora de proyectar arquitecturas diarias. Esos son los principios de este joven arquitecto sevillano, afincado en Cáceres desde hace cinco años.


Hay muchos detalles, muchos porqués en la génesis de un edificio con dos partes bien delimitadas. Y varios homenajes. El primero a Justo García Rubio, reconocido arquitecto y autor de la construcción con la que limita el nuevo edificio de la Sexpe.



Es un complejo dual de tres y una planta. Era la exigencia del Sexpe separar la oficina de empleo del servicio provincial, por lo cual muy especial y que protege el material. "En eso no se ha escatimado" valora Tinoco. Se ha cuidado mucho la iluminación, siguiendo ese principio de buenas vibraciones que inspiran todo el edificio. La luz, además de entrar por las ventanas, cuenta también con lucernarios superiores, con lo que se trata de mantener los rayos solares el mayor número de tiempo posible.


Un segundo homenaje puede leerse en la construcción de este edificio singular. Se trata de la parte posterior del entorno orgánico, con unas columnas también de colores dispuestas de manera no proporcional, sino, igual que Le Corbusier, en una de sus obras, siguiendo la distribución de una partitura musical.


El interior es agradable y diáfano, algo que disfrutarán igualmente los trabajadores y las personas que necesiten los servicios de estos edificios administrativos.


¿Es Extremadura un buen lugar para la nueva arquitectura? Tinoco opina que si, aunque aún falta una mentalidad institucional algo más abierta para salir un poco de los conceptos clásicos de los diseños actuales.


El proyecto del edificio del Sexpe supone un aldabonazo para un despacho de arquitectos jóvenes como es Ingravitto, que ya tiene varios premios en concursos nacionales de arquitectura y que actualmente fija su mirada en las viviendas de protección oficial de la Junta. Investigan para mejorar el concepto arquitectónico de la vivienda, basándose también en criterios de sostenibilidad y ecología. Se trata de relacionar más el edificio con la identidad de la ciudad. Sobre los efectos que la infraestructura tendrá en usuarios y funcionarios, Tinoco no se atreve a hacer ninguna predición. "¿Mejorará la amabilidad de los empleados? No lo sé" responde, "pero es verdad que muchos que han visto ya el edificio y están deseando entrar, entrarán pronto, en unas semanas."